Free songs

El Juego del Mundo del Arte

Ago 31 • Crítica • 928 Views • No hay comentarios en El Juego del Mundo del Arte

 

El Mundo del Arte ofrece partidas donde cada uno de los integrantes decide cómo presentarse ante los demás, definir qué quiere para sí mismo (aunque en ocasiones lo definen en el camino) y decidir con quién quiere unirse o relacionarse para crecer y darse a conocer. En ese mundo también se muestra una lucha de egos, una constante transformación del sistema del arte y sus personajes.

Pablo Helguera, artista visual mexicano –residente en Nueva York–, relaciona y compara cómo se mueve este mundo en el Manual de estilo de arte contemporáneo. En este libro a muchos personajes les caerán piedras o plumas del cielo y, para quienes no están familiarizados en el tema, podrán comprender fácilmente cómo funciona el sistema del arte a través de la especulación.

Helguera sugiere que ese mundo es un juego sofisticado, un juego que se necesita aprender a jugarlo como si fuera un juego de ajedrez. Cada una de las piezas representa a un sector: el Rey es el director del museo; la Dama, el coleccionista; las Torres, los curadores; los caballos, los galeristas; los alfiles, los críticos; y los peones, los artistas.

“Siempre se debe de aparentar o disimular ser” es una de las caretas con las que se puede disimular el movimiento que hará la pieza en el tablero. En este vaivén de las piezas, la realización de un buen discurso influenciará en la toma de decisiones y en la legitimización de la institución, de la obra, del artista y del coleccionista.

Ante la crítica de Pablo Helguera sobre el mundo del arte, menciona que éste opera con base “a la supervivencia, y no a la necesidad de morir”. Es decir, el artista debe de afrontarse y sobresalir en el medio como sea posible. En cambio, también habrá artistas que dejen de ser influyentes o simplemente dejen de existir; sin embargo, su obra, por muy buena o mala que ésta sea, siempre tiene que ir hacia arriba: Su precio debe de ir en aumento.

Manual de estilo de arte contemporáneo muestra con un lenguaje irónico cómo es el mundo de los artistas, coleccionistas, galeros, curadores y directores de museo; cómo es su comportamiento y generación de discurso, y cómo éste se legitima hasta volverse en un personaje imponente, donde la ignorancia (si la hay) siempre es ocultada.

Asimismo emplea algunas sugerencias, con un tono paródico, sobre cómo vestir y cómo emplear la “coreografía social” para asistir a inauguraciones, cómo hablar y a quién hablarle; cuáles son las relaciones amorosas aprobadas y cuáles conducen al fracaso mutuo o individual.

port-Manual-lo

Otras de sus publicaciones son Las aventuras de Olmeco Beuys, Las brujas de Tepoztlán (y otras óperas inéditas), El niño dentro de la carta y Theatrum Anatomicum.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »