Free songs

Estudios en Crítica de Arte en la Tallera: proyecto ante la crisis e inestabilidad de la crítica en América Latina

May 14 • PLEXUS • 590 Views • No hay comentarios en Estudios en Crítica de Arte en la Tallera: proyecto ante la crisis e inestabilidad de la crítica en América Latina

“…Todas las artes viven de palabras. Toda obra exige que se le responda: y una “literatura” escrita o no, inmediata o meditada, es indivisible de lo que impulsa al hombre a crear, y de las producciones que resultan de ese extraordinario instinto.”

Paul Valery

La crítica es un estado de crisis, una oportunidad para abandonar viejos y establecer nuevos paradigmas. Es un acto infiel a lo colectivo y a las propias creencias. Implica hacer finas distinciones y análisis responsables, pero también es un modo y una posibilidad para reflexionar sobre la sociedad, el arte y la relación de ambos en el presente.

A finales del año pasado, arrancó el programa piloto de Estudios en Crítica de Arte en La Tallera, Proyecto Siqueiros. Museo vivo ubicado en Cuernavaca, Morelos. Espacio que desde el 2012 se ha encargado de generar y fomentar encuentros entre el Arte Moderno y Contemporáneo, a través de exposiciones temporales, talleres, conferencias, visitas guidas y otras actividades culturales.

La idea de crear una escuela de crítica de arte parte de la crisis que esta práctica atraviesa, no solamente en nuestro México, también en otros países de Latinoamerica, debido a la ambigüedad de entramados críticos y teóricos. Que en palabras de Christian Viveros-Fauné, crítico y curador chileno, deviene en parte del relativo subdesarrollo de los sistemas del arte en América Latina, y también del colapso de la teoría posmoderna. Y es que el concepto de latinoamericaneidad o búsqueda de una identidad común, aunado a las crisis económicas, se fue erigiendo en la dialéctica entre el retorno a las raíces, la fascinación e imitación por lo ajeno o extranjero y la aspiración del cosmopolitismo. En yuxtaposición a la dependencia económica con países europeos o América del Norte e integración nacional fragmentada en varias comunidades.

Ahora bien, este programa es el único que existe en el país que se centra específicamente en recuperar la pedagogía de la escritura, trabajando tres conceptos fundamentales: enseñar, aprender y reflexionar. Mediante la exploración de mecanismos cognitivos y perceptivos del ver y representar a través de las escritura.

El objetivo es alimentar y posicionar la lectura y redacción en el idioma español en el Arte Contemporáneo. Este proceso busca fortalecer una identidad al activar el pensamiento a favor de un sistema artístico específico: el Iberoamericano. Probablemente porque aún sigue siendo una de las regiones lingüísticas más grandes y culturalmente más cohesionadas a nivel mundial. Que aunque existan diferencias, a veces notables, estas no llegan a ser tan profundas como para impedir la comunicación entre hablantes de las regiones que configuran este “territorio”.

Por otro lado, el programa anual de la Escuela es dirigido y desarrollado por la directora de la Sala de Arte Público Siqueiros y de La Tallera, Taiyana Pimentel, junto con un crítico internacional invitado, el cual cambiará cada año. Esta estructura organizacional, permite a la escuela auto-transformarse continuamente, de manera que el proceso y evolución de la misma responderá a necesidades específicas del entorno e intereses del presente.

Asimismo, el programa se desvincula de lo académico, para adoptar una estructura no tradicional, con la finalidad de ofrecer a los docentes y alumnos mayor libertad y flexibilidad para crear.

Funciona como workshops o mejor dicho, talleres de trabajo intensivo. Cada programa anual tiene una duración de tres semanas. Durante este periodo los alumnos se ocupan de escribir y tallerear textos ocho horas diarias, de lunes a sábado, complementándolos con lecturas y debates. Mientras que el domingo lo destinan a realizar actividades como visitas en grupo a centros culturales e instituciones de la Ciudad de México y Cuernavaca.

En su primera edición, la escuela contó con un cuerpo instructivo excepcional. Todos ellos forman parte de las sinergias del Arte Contemporáneo Latinoamericano. Miguel A. López, crítico y curador peruano, fue el crítico internacional invitado para desarrollar con Tayiana Pimentel el programa. El grupo docente estuvo compuesto por: Mari Carmen Ramírez, Curadora Wortham de Arte Latinoamericano y Directora del International Center for the Arts of the Americas (ICAA, Centro Internacional para las Artes del Continente), Gustavo Buntinx historiador de arte, crítico y curador fundador de Micromuseo, propuesta museológica alternativa creada en respuesta a la escases museal en Perú. También participó Cuauhtémoc Medina, crítico de arte, investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM y actual curador en jefe del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) y el curador, crítico e investigador de Arte Mexicano y Latinoamericano Osvaldo Sánchez.

Además se contó con la participación de una de las voces de crítica de Arte Latinoamericano más importantes actualmente: Gerardo Mosquera. Él estuvo a cargo de impartir la conferencia magistral sobre la Bienal de La Habana, centrada en las negociaciones políticas que implicó su fundación.

Hay que mencionar que gracias al apoyo del Instituo Nacional de Bellas Artes (INBA), la Asociación de amigos de La Tallera y en específico a Eloisa Haudenschild, coleccionista argentina y financiadora activa de Arte Contemporáneo Chino y Latinoamericano, el programa de Estudios en Crítica de Arte de La Tallera cuenta con un plan de financiamiento para los alumnos. El mismo otorga becas del cien por ciento a todos los admitidos. Éste incluye alojamiento durante la estancia, alimentación, transporte y materias. A cambio de esto, los alumnos se comprometen a entregar, al final del curso, un texto crítico que hayan desarrollado sobre Arte Latinoamericano. Todos los textos formarán parte del material para la construcción de un blog o revista digital sobre crítica de arte.

Actualmente se continúa trabajando en lo que será el programa 2015. Se planea que la escuela reciba, anualmente, aproximadamente doce personas interesadas en trabajar con críticos contemporáneos latinoamericanos, que han trabajado en y continúan re-significando las categorías de la tradición Crítica Latinoamericana.

Para dicha edición las bases de la convocatoria serán publicadas, a partir del mes de agosto del presente año, a interesados de toda América Latina, a través de la plataforma de difusión e-flux y mediante la página web y redes sociales. Tanto de la Sala de Arte Publica Siqueiros (SAPS) como de La Tallera.

Pero, ¿A qué necesidad un proyecto como el de la Escuela de Crítica, de la Tallera responde, en relación a la crisis que Christian Viveros-Fauné se refiere?

En este sentido el programa de Crítica de Arte, es síntoma de las transformaciones por las que el Arte Latinoamericano, está pasando debido a cuestiones de representación en la escena local e internacional.

Por otra parte, éste es una vía de resitencia a tal crisis. Entendiéndose esto como proceso para darle un giro a la situación y aprovechar justamente este momento, para proponer y crear nuevas formas de concebir lo Latinoamericano.

Primero porque ofrece la posibilidad de revisar y analizar los fundamentos en los que se han modelado las teorías afines, en torno al desarrollo del Arte Latinomaricano, Iberoamericano, Hispanoamericano y Latino del siglo XX y años posteriores, sobre todo aquellos en los que se construyó los paradigmas, aún vigentes en la actualidad, a partir de los años setenta; periodo trascendental, en el que surgió la teoría social moderna latinoamericana del arte. Basada en las ciencias sociales, en el proceso de modernización de los territorios latinoamericanos y explicaciones sobre fenómenos que estaban sucediendo durante ese periodo.

Segundo, por su intensión en formar nuevas voces. Voces que se dan la oportunidad de reflexionar y repensar las teorías históricas, políticas, sociológicas, filosóficas e investigativas desde distintas perspectivas y territorios. Voces o mejor dicho testigos, que saben, se interesan, crean y que se sienten capaces de adoptar una postura crítica ante los paradigmas ya establecidos. Lo cual es totalmente pertinente, ya que muchos de ellos se erigen sobre miradas aledañas y se basan en la dualidad centro-periferia. Teorías que se construyeron sobre a problemas del subdesarrollo y la dependencia.

Y Tercero, porque la propuesta parece tener el potencial y capacidad de aportar las herramientas adecuadas y las bases intelectuales necesarias para el desarrollo de la escritura crítica de las artes y otras discplinas relacionadas. Esto se evidencia en el grupo de personas ya involucradas en el proyecto. Pero habrá que seguir y estar pendiente de las futuras ediciones para poder afirmar lo dicho.

En conclusión, el proyecto ya es un hecho y no queda más que apoyarlo y fomentar que existan más propuestas como esta, tanto en nuestro país como en otras regiones del subcontinente. Especialmente ahora que el Arte Latinoamericano, y aproximadamente desde hace más de veinte años, ha adquirido mayor atención y circulación, como consecuencia de la incursión de coleccionistas, tanto privados como públicos, curadores, así como de investigadores y expertos latinoamericanos de distintas disciplinas, en la esfera artística internacional.

Agradezco a Taiyana Pimentel, Aleida Pardo y Mariana Mañon, por su tiempo y apoyo para la realización del presente.

Texto publicado en la Revista Tierra Adentro, en la publicación 203, correspondiente al mes de mayo del 2015.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »